DISTRIBUCIÓN NACIONAL

La noción clave del individuo debe seguir siendo parpadeante. Así lo afirma Edgar Morin y así nos parece a nosotras. Que la persona parezca ser el centro del universo, autónoma e independiente de este, nos llena de asombro, tanto como rebajar su importancia a la de capítulo fugaz en la historia de una especie y un ecosistema. Es por eso que, inspirándonos en “La desaparición de las luciérnagas” de Didi-Hubermas, decidimos cambiar de perspectiva, mirar desde un punto de vista minoritario y apagar las luces dominantes que nos ciegan a la hora de comprendernos. Encontramos así, entre todas, un territorio lleno también de sensualidad, de destellos, de luces minoritarias, de joyas escondidas. Morin dice que el individuo es una categoría que cojea, así que quién mejor que nosotras para demostrarlo.
Enlluernador destaca por un diseño lumínico arriesgado, delicado y de gran belleza, por una escena sobria, desnuda de escondites, por unos textos que, declamados por su autora, una poeta jovencísima, aportan una nueva capa de significado y por un elenco íntimamente conectado. La Coja, con su peculiar y ya reconocible estilo dramatúrgico y su manera nada normativa de organizar la coreografía, vuelve a demostrar que está a la vanguardia de la danza valenciana.

Contratación

  • Share:

Dirección de la compañía:
Santi de la Fuente y Tatiana Clavel

Dirección coreográfica:
Santi de la Fuente

Dirección escénica:
Raúl León (UPV)

Intérpretes:
Paula Romero, Elsa Moreno, Marta García, Guillermo Llorens, Iván Colom y Santi de la Fuente

Textos:
Elsa Moreno

CONTACTO

X