DISTRIBUCIÓN NACIONAL
Estreno enero 2021
Tina es una niña que no puede andar. Pero le encanta nadar. Desde que nació sus padres lo acercaban aquí, la llevaban allá. Al baño, a dormir, a la montaña… Hasta que un día la llevaron a la piscina. Allí, Tina, se sintió como una sirena. Nada ni nadie le podía impedir moverse en libertad. Cada semana acudía a la piscina para sumergirse en tirabuzones y mundos submarinos sin vínculos. Una sirena en Liliput está basado en la historia real de Valentina, una niña de siete años del barrio de Malilla. Una niña con AME, atrofia muscular espinal, una enfermedad que le impide andar pero a la vez le da la fuerza para lanzarse a la piscina de la vida.

Desde que empezó a nadar, Valentina descubrió un vínculo especial con estos seres mitad humanos/mitad pez. Valentina tiene la fuerza de un cachalote y la sensibilidad de una hada. Por ella, y por todos los niños con alguna discapacidad que los impide hacer algunas cosas, pero no otras, es que hacemos esta pieza. Una obra que lo único que pretende es, como tendría que pasar con todos los niños, que se los valore por sus capacidades y no por la falta de ellas. Tina es una sirena, y nosotros somos los habitantes de ese Liliput. Somos esos seres diminutos a quienes cualquier cosa parece gigante.

Contratación

  • Share:

CONTACTO

X