DISTRIBUCIÓN COMUNIDAD VALENCIANA
La vida de muchas mariposas no dura más que dos semanas. Pero antes de nacer como mariposa vivió diez días en forma de crisálida, y antes de ello fue oruga durante otras dos semanas, y previamente fue un huevo durante cuatro días… ¿Dónde comienza y dónde acaba su vida? ¿Quién se atreve a poner un límite en esa sucesión de ciclos?

Todo lo que nos rodea, incluidos nosotros mismos, forma parte de un movimiento cíclico sin interrupción. Una sucesión de nacimientos y muertes. Y cuando algo muere a nuestros ojos, pasa a formar parte de otro ciclo. Se transforma en otro nuevo movimiento. A fin de cuentas, sigue vivo de alguna manera.

Este tiempo finito que nos hemos inventado se queda corto cuando pretendemos medir ese fluir infinito sin principio ni final.

Aquí seremos testigos de las transformaciones de una persona. Un viaje de una hora a través sus formas adquiridas, emociones, vivencias y lecciones. Una breve vida, en la cual también nos resultará difícil decidir cuándo nacieron y cuándo morirán esas escenas que la componen.

Contratación

  • Share:

Dirección y coreografía:
Asier Zabaleta

Intérpretes:
Asier Zabaleta, Iñar Sastre

Música original:
Iñar Sastre

CONTACTO

X